Ediciones disponiblesCerrar ventana
« Sala de prensa global
Cerrar ventana
Noticia —  11 Octubre 2012

Resumen de la Conferencia General n° 182 de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días

Managua — 

Dos veces al año, en abril y octubre, se realizan conferencias generales de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. El fin de semana recién pasado se reunieron los miembros de la Iglesia para recibir instrucción y revitalizar la vida espiritual. Escucharon mensajes de la Primera Presidencia, el Quórum de los Doce Apóstoles y otros líderes de la Iglesia.

En la primera sesión el presidente Thomas S. Monson, Presidente de la Iglesia, anunció el cambio de la edad para misioneros. Los varones puede salir a los 18 años y las mujeres a los 19 años. Anteriormente eran 19 y 21 años respectivamente.

También se anunció la construcción de dos nuevos templos, uno en Tucson, Arizona, EE.UU. y el otro en Arequipa, Perú. Los templos se encuentran por todo el mundo. En los templos de la Iglesia se reciben las ordenanzas más importantes del Evangelio. Se propone tener templos al alcance de todo los miembros.

Durante la Conferencia Semestral Número 182 se efectuaron cuatro sesiones generales en las cuales todo el público fue bienvenido, además hubo una sesión para los poseedores del sacerdocio y una para las mujeres de la Iglesia, esta última tuvo lugar el 29 de septiembre. En cada sesión el Centro de Conferencias estuvo a su máxima capacidad con más de 20,000 personas. El Coro del Tabernáculo Mormón y también coros de mujeres jóvenes y hombres jóvenes cantaron en las reuniones. El denominador común de los mensajes fue que todos los miembros deben seguir el ejemplo de Jesucristo en su vida.

Élder Russell M. Nelson, apóstol de la Iglesia, habló del sacrificio voluntario que los misioneros ofrecen en las 150 naciones donde sirven. El servicio no solo produce un cambio en las personas que se unen a la Iglesia, sino también en la vida del misionero, su familia paterna y su propia familia futura por muchas generaciones. Invitó a los oyentes a que no tuvieran miedo de escuchar a los misioneros ya que ellos pueden ayudarles a resolver sus preguntas y problemas de la vida.

Élder M. Russell Ballard, uno de los apóstoles de la Iglesia, comparó el servicio de un individuo con una abeja. A primera vista no parece que tuviera mucho valor, pero trabajando en conjunto con otras abejas logran hacer más. Así es también con el individuo, al unir esfuerzos se pueden alcanzar grandes metas y llevar a cabo muchas buenas obras.

Durante la conferencia se presentaron 33 discursos de varios temas. Los tópicos no fueron asignados, sin embargo entre los muchos temas dos fueron tratados varias veces: el servir y ayudar a otros y la responsabilidad del individuo de vivir conforme a las enseñanzas del evangelio de Jesucristo.

En la sesión anual de la Sociedad de Socorro, organización para mujeres de la Iglesia, las miembros de la presidencia de esa organización y el presidente Henry B. Eyring, primer consejero de la Primera Presidencia de la Iglesia, se dirigieron a las que asistieron. Linda K. Burton, presidenta de la Sociedad de Socorro, habló de los convenios que uno acepta al unirse a la Iglesia y cómo el guardar tales convenios demuestra que la expiación de Jesucristo está escrita en el corazón del individuo (véase Jeremías 31:33). Dijo que hay tres principios para aumentar la fe: 1) todo lo desigual de la vida se corrige mediante la expiación de Cristo; 2) hay poder en la expiación para hacernos capaces de superar las debilidades de la vida y llegar a ser discípulos verdaderos del Señor; 3) la expiación es la evidencia más grande de que Dios nos ama.

Carole M. Stephens, primera consejera de la Sociedad de Socorro, animó a los miembros a "tomar en cuenta nuestro deber y continuar siguiendo al Señor con fe". Linda S. Reeves, la segunda consejera, explicó que "Nuestro Padre Celestial y Jesucristo nos conocen, nos aman y podemos sentir Su amor aún en nuestras dificultades".

El presidente Eyring, por su parte, citó a Lucy Mack Smith, la madre del profeta José Smith, quien dijo: "Debemos atesorarnos unas a otras, velar unas por otras, consolarnos unas a otras y adquirir conocimiento a fin de que todas nos sentemos juntas en el cielo". Dijo que uno no se prepara para aquel día en un solo momento. La preparación viene tras días y años de cuidar al prójimo y dejar que entren al corazón las palabras de vida eterna.

Nota sobre la Guía de Estilo: Al publicar noticias o reportajes sobre La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, tenga a bien utilizar el nombre completo de la Iglesia la primera vez que la mencione. Para más información sobre el uso del nombre de la Iglesia, visite nuestra Guía de Estilo en línea.

Temas relacionados

Conferencia

Conferencia

Reunión realizada periódicamente para tratar asuntos de la Iglesia, confirmar el nombramiento de oficiales e instruir y alentar a los miembros de la Iglesia.

Leer más »
Conferencia General

Conferencia General

Los miembros de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días se reúnen dos veces al año para lo que denominan la “conferencia general”.

Leer más »
Primera Presidencia

Primera Presidencia

La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días está dirigida por quince apóstoles, que también son considerados profetas, videntes y reveladores. El apóstol de más antigüedad es el Presidente de la Iglesia, quien escoge por inspiración a otros dos apóstoles como consejeros.

Leer más »
Autoridad General

Autoridad General

Término que se utiliza para designar a cualquier líder que posea responsabilidades de alto nivel en la Iglesia.

Leer más »
Más temas ►