Comunicado de Prensa

Mensaje de Pascua de la Primera Presidencia 2015

A través de la expiación de Jesucristo y el poder de su resurrección, todos los hijos de Dios serán resucitados para vida eterna

La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días publicó el siguiente mensaje de Pascua:

A través de la expiación de Jesucristo y el poder de su resurrección, todos los hijos de Dios serán resucitados para vida eterna. Él nos dio a su Hijo Amado como nuestro Salvador para que eso sea posible. El Salvador en Getsemaní y en el Gólgota pagó el precio de nuestros pecados para que pudiéramos ser limpios. Esa purificación la reciben a los que tienen fe en Jesucristo.

La oscuridad de la muerte es disipada por la luz de la verdad revelada. "Yo soy la resurrección y la vida", dijo el Maestro. "El que cree en mí, aunque esté muerto, vivirá: Y todo aquel que vive y cree en mí, no morirá eternamente" (Juan 11:25).

La seguridad de la vida después de la muerte ofrece la paz prometida por el Salvador cuando dijo a sus discípulos: "La paz os dejo, mi paz os doy: no como el mundo la da, yo os la doy. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo "(Juan 14:27).

Thomas S. Monson 

Henry B. Eyring 

Dieter F. Uchtdorf

Nota sobre la Guía de Estilo:Al publicar noticias o reportajes sobre La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, tenga a bien utilizar el nombre completo de la Iglesia la primera vez que la mencione. Para más información sobre el uso del nombre de la Iglesia, visite nuestraGuía de estilo.