Nota de prensa

Nuevas directrices en la vestimenta misional buscan prevenir enfermedades transmitidas por mosquitos

Las nuevas directrices se aplican sólo durante la estación húmeda, y cuando el riesgo de enfermedades transmitidas por mosquitos sea alto.

Se han revisado las pautas de vestimenta para los misioneros de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, tanto para hombres como para mujeres, quienes sirven en las zonas del mundo afectadas por enfermedades virales transmitidas por mosquitos, como el dengue, el chikungunya y Zika. Las nuevas directrices de salud y seguridad para misioneros se dieron a conocer por la Primera Presidencia y el Cuórum de los Doce Apóstoles el viernes 20 de mayo de 2016.

"Las principales agencias gubernamentales relacionadas con el cuidado de la salud y prevención de enfermedades han emitido alertas sobre la propagación de enfermedades virales transmitidas por mosquitos en las principales áreas del mundo," dijo el élder Gregory A. Schwitzer, director ejecutivo asistente en el Departamento Misional y Jefe de la División de Servicios de Salud Médico misional.

Aproximadamente en la mitad de las 230 misiones de la Iglesia, donde hay riesgo significativo de enfermedades transmitidas por mosquitos, se recomienda a los misioneros, llevar ropa que cubra la piel expuesta, especialmente los brazos y las piernas. Se anima a las hermanas misioneras que prestan servicios en las misiones afectadas a usar pantalones largos de vestir durante las actividades proselitistas. Ellas continuarán usando faldas o vestidos cuando asistan al templo y durante los servicios religiosos dominicales, conferencias y servicios de bautismo. En las zonas donde no es aceptable para las mujeres (incluidas las hermanas misioneras) el usar pantalones de vestir, se les anima a usar faldas largas para protegerse de las picaduras de mosquitos.

Las nuevas directrices se aplican sólo durante la estación húmeda, y cuando el riesgo de enfermedades transmitidas por mosquitos sea alto. La información está siendo enviada a todos los presidentes de misión y también será proporcionada a los misioneros recién llamados. Esas áreas incluyen zonas de África, Asia, el Caribe, América Central, Europa, México, Pacífico, Filipinas y América del Sur.

Además, la Iglesia ha anunciado que ahora va a pagar por la solución insecticida Permetrina y proporcionará repelente que contenga DEET para los misioneros en todo el mundo. Hasta el momento a los misioneros de tiempo completo en las zonas infestadas de mosquitos se les ha indicado tratar la ropa con permetrina y aplicarse repelente regularmente.

"Estamos alentando y capacitando a nuestra fuerza misionera a poner en práctica estas medidas preventivas, y también alentar a los miembros en general a considerar estas medidas para sí mismos y sus familias", agregó Elder Schwitzer.

En esta declaración la Primera Presidencia agregó: "Vamos a seguir monitoreando y evaluando la propagación de estas enfermedades, y cuando sea necesario, haremos ajustes a estas directrices, dando mayor prioridad a la salud y la seguridad misional", además comentaron: "Continuamos recomendando que los misioneros eviten el agua estancada o almacenada al aire libre, cuando sea posible, particularmente alrededor de las zonas residenciales y en sus apartamentos."

Para más detalles ver la versión revisada de vestimenta y arreglo personal para misioneros. 

Nota sobre la Guía de Estilo:Al publicar noticias o reportajes sobre La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, tenga a bien utilizar el nombre completo de la Iglesia la primera vez que la mencione. Para más información sobre el uso del nombre de la Iglesia, visite nuestraGuía de estilo.